Cinco trucos para aliviar el dolor de los dedos al tocar el ukelele

dollarphotoclub_84833845-725x375

Seguro que si preguntas a cualquiera que haya aprendido a tocar el ukelele te dirá que alguna vez sintió dolor en los dedos. Aunque es una experiencia muy gratificante, muchas personas que intentan aprender a tocar se rinden rápidamente. Aprender a tocar  el ukelele puede doler. Si te sientes desanimado por el dolor en los dedos, no te preocupes, es algo natural. Y no te rindas, el dolor pasará pronto. Mientras tanto, te vamos a dar unos consejos para aliviar el dolor en los dedos:

1- Modifica la acción de tus cuerdas: este es uno de los motivos principales a la hora de sentir incomodidad y dolor a la hora de tocar. La acción de las cuerdas es el espacio que hay entre estas y el mástil. Una acción baja es lo más recomendable, debemos acercar las cuerdas al mástil mediante el limado de la pieza del puente y/o el limado de los huecos de la pieza de la selleta.

2- Utiliza unas cuerdas adecuadas: no todas las cuerdas son iguales. Hay diferentes diámetros y tamaños que hacer que estas tengan distintas tensiones. Busca cuerdas de baja tensión para empezar a tocar.

3- Toca adecuadamente: presiona las cuerdas solo hasta donde debas y sitúa los dedos cerca de los trastes para evitar hacer presión extra. Los principiantes tienen la manía de presionar las cuerdas muy fuerte. Relaja tus dedos y presiona solo lo suficientemente fuerte para asegurarte de que la cuerda contacte con firmeza con el traste. Para ver si estás presionando las cuerdas con mucha fuerza, toca un acorde o cuerda como lo harías normalmente, luego libera un poco la presión. Si todavía suena bien (o incluso mejor), tienes que dejar el hábito de presionar las cuerdas con tanta fuerza.

4- Fortalece los dedos: Construye gradualmente los callos de las yemas. Después de algunas semanas de tocar regularmente vas a desarrollar callos en los dedos, lo cual debe dar fin al dolor. De hecho, siempre que continúes tocando con regularidad, conservarás los callos y nunca tendrás que volver a preocuparte por el dolor en los dedos. La clave para construir los callos es tocar regularmente, pero sin excederse. Si intentas tocar varias horas seguidas en tus primeros días, te podrían salir ampollas en lugar de callos. La tintura de benjuí (resina de benjuí en alcohol) es excelente para prevenir las ampollas y también protege la piel. Las ampollas o los cortes hacen casi imposible la labor de tocar y sanan muy lentamente, así que no te sobrepases. Sumergir los dedos en alcohol tres veces al día reseca la piel y favorece la formación del callo.

5- Atenúa el dolor: puedes utilizar ciertos productos para reducir el dolor. Uno de los más populares es el vinagre de sidra de manzana. Sumerge tus dedos en el vinagre durante 30 segundos antes y después de tocar. Ponerse un poco de hielo en los dedos antes y después de tocar también puede ayudar a aliviar el dolor. Los productos anestésicos tópicos que contienen benzocaína (por ejemplo, las cremas para el dolor de muelas) también se pueden aplicar antes y después de tocar. Lee siempre las instrucciones de uso y detén su uso ante cualquier reacción alérgica o efecto secundario.

Artículo original del Club Ukelele Valencia

 

Anuncios

Nombre y comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s