El ukelele en el aula

 

UkeleleAula

¿Qué es ese sonido estridente? ¿Están torturando a alguien con él? ¡Ah no! ¡Solo es tu “querido” vecino aprendiendo a tocar la flauta! Qué bonito sería todo sin tener que escuchar esos pitidos y notas desafinadas y sin sentido, ¿verdad? ¿Y qué mejor manera que hacerlo sustituyendo la flauta dulce por el ukelele?

imagen 1 articulo

Pues sí, eso es lo que proponemos y lo que se está empezando a llevar a cabo en algunos centros de nuestro país. Hasta se ha desarrollado un método para hacer esta sustitución: el Ukecole. Y es que aprender a tocar el ukelele, tanto en el colegio como en el instituto, tiene numerosos aspectos positivos. Vamos con una lista de las que tanto nos gustan:

  1. Es económico. Sí, ya sabemos que la flauta de plástico del chino de la esquina es más barata; pero, ¿realmente te merece la pena el sufrimiento sabiendo que hay ukeleles desde tan solo 25€? Aunque no debemos olvidar que la calidad de estos no tiene nada que ver con los que valen alrededor de 60€. Venga, que no es tanto…
  2. Su tamaño es ideal. Gracias a su tamaño lo pueden tocar hasta los más pequeños de la casa. Además, como ocupa y pesa poco, es muy fácil de transportar. ¡Dos puntos a favor en uno!
  3. Tiene un repertorio muy variado. Con el ukelele se pueden tocar cientos y cientos de canciones, incluso las más actuales. Esto influye mucho en la motivación del alumnado, ya que pueden llegar a tocar algunas de sus canciones favoritas.
  4. Es fácil de tocar. Tan solo con un par de acordes, incluso con uno solo, los alumnos pueden empezar a tocar canciones que no nos destrocen los oídos. Además, esto también resulta motivador para los pequeños ukelelistas.
  5. Se puede cantar y tocar a la vez. Cantando y tocando a la vez el alumnado trabaja con distintas partes de su cerebro de manera simultánea, lo que produce un gran desarrollo del mismo.

Por todos estos motivos y más, introducir el ukelele en el aula de música sería un gran acierto. Eso es lo que han hecho en el Colegio Zola Villafranca (Villanueva de la Cañada, Madrid) y el Colegio-Estudio (Madrid). En ambos centros ha tenido una gran acogida tanto por los profesores como por el alumnado. Es más, algunos alumnos y alumnas consideran que es más fácil aprender a tocar el ukelele que la flauta y que les gusta más.

imagen 2 artículo

Como habéis visto, el ukelele aporta tantas cosas buenas a las clases de música y al alumnado que ya podemos olvidarnos de los fatídicos pitidos de la flauta. ¡Seguro que más de un vecino lo agradecerá!

Artículo original del Club Ukelele Valencia

Anuncios

Nombre y comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s