Entrevista a: Adriana y Hernán

Adriana y Hernán

¿Eres de los que te gusta pasear por la calle y detenerte a escuchar a músicos callejeros? ¿Eres fan del ukelele? ¿Vives en Rosario, Argentina? Pues estás de suerte, porque hoy vas a conocer a Adriana y Hernán, músicos callejeros pioneros en el ukelele, una pareja de artistas que llevan alegrando las calles de su ciudad durante más de una década. ¡Conozcamos su historia!

Hace doce años Hernán y Adriana amenizaban los almuerzos y las meriendas en un restaurante de su ciudad. Ambos músicos de formación, tocaban el piano, la percusión, la mandolina y el bajo, pero desde que un día, paseando por la calle, vieron un ukelele en una tienda de música, hicieron de nuestro pequeño amigo su principal instrumento. «Fue el ukulele lo que barrió con todo y es el ukulele mi verdadero instrumento, mi canal de expresión. Son los ukuleles los que estan en la cabecera de nuestra cama, en la cocina, en el comedor, en todo ámbito de la casa», nos cuenta Hernán.

«Cuando entramos a preguntar por el ukelele, el vendedor se nos reía y decía que era un producto que había llegado hacía algún tiempo y que nadie había preguntado por él. Trataba de convencernos de cualquier forma de que le compraramos una guitarra, pero no pudo y de muy mala gana nos vendió nuestro primer soprano. A los pocos meses vimos en otra casa de música, como novedad, otro ukulele en vidriera y, sin pensarlo, nos compramos dos sopranos. Hoy en día no es tan difícil conseguir uno. De todo esto hace ya diez años».

20171208_183417Cuando el restaurante donde actuaban cerró, y ante la insistencia de sus familiares, que los alentaban a que siguieran con su música, el dúo decidió seguir su carrera musical en la calle. «Al principio fue difícil porque estábamos en un lugar no muy común, con dos instrumentos que no eran comunes, tocando música compuesta por nosotros. Parecía una locura, pero nos hicimos fuertes con nuestros pequeños escudos hawaianos, venciendo las dudas que teníamos de brindar nuestro espectáculo en la calle, ya que muchos músicos que así lo hacen dan una imagen triste, abatida y en la cual muchos confunden tocar en la calle con la mendicidad, con aspecto desalineado y errante. Temíamos que se nos metiera en la misma bolsa, lo cual habría sido humillante, pero la gente se da cuenta de todo. Sabe quién es músico y sabe quién juega a hacerse el músico rebelde de calle».

Adriana y Hernán llevan tocando oficialmente de esta manera desde el 6 de julio de 2008, y siempre en su ciudad, Rosario. Siempre lo hacen en el mismo lugar, de 17.30 a 21.00, los 365 días del año, haga frío, calor, humedad o niebla. Lo único que les frena es la lluvia, reconocen. Algo totalmente comprensible cuando se está con instrumentos musicales. «El lugar es siempre el mismo: en la esquina de nuestra casa hay un boulevard y estamos siempre ahí. En una época intentamos alternar con otros lugares, pero no prosperó. No tenía sentido ir de acá para allá cuando nos iba bien en la esquina de nuestra casa y es ahí donde recibimos el cariño de la gente».

20171208_183507Como hemos dicho, este dúo musical interpreta sus propias canciones (más de 150), algo totalmente extraordinario y único, al alcance de todos lo que pasen por la esquina de su casa en el momento en el que actúan. «A veces nos inspiramos en animales o en algunas frases», nos explica Hernán cuando le preguntamos por su inspiración. «Nos imaginamos qué música iría a ese animal o a esa frase. Pero principalmente el ukulele te dice lo que tenés que hacer, es como que él te tira la música. La gente que nos ha escuchado en la calle nos ha catalogado de diferentes maneras. Nos han dicho que sonamos a swing, jazz, celta, country… y quizás sea un poco de todo eso. Pero lo más importante es que nuestra música brota del corazón, sin pensar en ningún estilo en particular a la hora de componer».

«Para nosotros la música es una forma de vida, donde los ukuleles son el motor y también nuestro sustento. Ser músico no significa buscar fama, ni fortuna, ni televisión, ni revistas. El no tener nada de eso no significa que seas un fracasado o que estás haciendo mal las cosas. La música no tiene nada que ver con la industria, eso es otra cosa. Reivindicamos la profesión de músico ambulante y de juglar, llevando la música en estado puro, sin luces, sin amplificación, ni efectos de sonido, ni bailarines, solo nuestros ukuleles haciendo música instrumental. Con seriedad y dedicación se obtienen resultados, que en nuestro caso es poder vivir de esto. ¿Por qué el ukulele es tan mágico? ¿Será su tamaño? ¿Será su sonido? No se sabe pero, ¡una vez que te agarra no te suelta más! Saludos a todo el Club Ukelele Valencia y un abrazo para cada uno de sus integrantes».

Nosotros también queremos agradecerles su tiempo a esta pareja argentina tan talentosa. Es de admirar la pasión y la entrega de los verdaderos artistas, a los que tan solo les importa una cosa: hacer feliz a la gente con su música. ¿Y qué mejor instrumento para ello que el ukelele? Desde Valencia les deseamos lo mejor, que sigan muchos años haciendo lo que hacen, que en este mundo hace mucha falta.

Artículo original del Club Ukelele Valencia.

Anuncios

Nombre y comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s